¿Plagas en tu inmueble? Antes de llamar a los expertos en el control de plagas y fumigación, es importante que conozcas cuáles son los 5 métodos de fumigación más utilizados y sus características.


5 métodos de fumigación


Aspersión manual

Consiste en la aspersión de pequeñas gotas de plaguicidas y pesticidas en polvo mojable, concentrado soluble o micro encapsulado. Es considerado el método más efectivo debido a que se tiene control sobre el producto y las zonas de fumigación.

Aspersión motorizada

Es un método que funciona con el principio básico de los aspersores manuales de aire comprimido. Al utilizar herramientas motorizadas se puede obtener mayor presión, volumen o alcanzar más áreas de desinfección.

Microinyección

Es ideal para lugares de difícil acceso. Consiste en la aplicación focalizada en huecos, grietas, ranuras, entre paredes, entre otros.

Nebulización

Para este método se utilizan equipos eléctricos, los cuales realizan la aspersión del  líquido en partículas que forman una nube fría. Es ideal para espacios grandes o abiertos, ya que se puede cubrir áreas grandes.

Termonebulización

Consiste en un método de calor, puede alcanzar una temperatura de 60º C y cubrir grandes superficies. Además, gracias al efecto de calor, el producto puede tener mayor poder de penetración.

Con información de Decología