¿Quieres eliminar bacterias, hongos o virus? Hay dos métodos que te pueden ayudar, se trata de la sanitización y desinfección. Son ideales para cualquier tipo de espacio o inmueble, pero cada uno con un proceso singular.

Aunque estos dos procesos tienen el objetivo de limpiar y eliminar  todo tipo de microorganismos; cada uno cuenta con características especiales, por lo tanto, es importante saber de qué se trata para poder tomar la mejor decisión.


Sanitizar o desinfectar: características y ventajas


Sanitización

Este proceso ayuda a reducir el número de bacterias o virus, sin embargo, no los elimina por completo. Con la sanitización lo que se logra es reducir la cantidad de microorganismos malos a un nivel seguro.


Se recomienda aplicar este proceso en zonas donde se necesita de limpieza extrema como consultorios médicos, áreas de preparación de comida,  clínicas, entre otros.


Desinfección

Con este método se eliminan las bacterias, virus y hongos de raíz, sin importar la superficie. Los productos que se utilizan en servicios de desinfección contienen propiedades antibacterianas y germicidas.


Se pueden utilizar en cualquier espacio, solo es necesario acudir con un experto para que se aplique la dosis correcta.